Empanadas de añejo un sabor tradicional en Nariño

Un manjar frito que enamora a propios y extraños

En las calles vibrantes de Nariño, Colombia, donde la cultura y la tradición se fusionan en cada esquina, se esconde un tesoro culinario que conquista a paladares exigentes: las empanadas de añejo. Estas deliciosas empanadas, rellenas de un guiso de carne añeja y especias, son un símbolo de la identidad gastronómica nariñense y una experiencia sensorial única que no puedes perderte.

Un legado que se transmite de generación en generación

Los orígenes de las empanadas de añejo se remontan a la época colonial, cuando los españoles introdujeron la carne de res a la región. Los indígenas nariñenses, con su ingenio culinario, adaptaron esta nueva carne a sus tradiciones, creando un guiso único que se ha convertido en un ícono de la gastronomía local.

Un proceso artesanal que cautiva los sentidos

La elaboración de las empanadas de añejo es un proceso artesanal que requiere paciencia y dedicación. Primero, se prepara el guiso de carne añeja, utilizando carne de res de alta calidad que se ha añejado durante varios días o semanas. La carne se cocina a fuego lento con especias como cebolla, ajo, comino, cilantro y achiote, creando un sabor intenso y complejo.

A continuación, se prepara la masa de las empanadas, utilizando harina de maíz o trigo, agua y sal. La masa se extiende en círculos finos y se rellena con el guiso de carne añeja. Finalmente, las empanadas se fríen en aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes.

Un universo de sabores para explorar

Nariño te invita a descubrir un universo de sabores en cada bocado de empanada de añeja:

1. El clásico sabor a carne añeja: La base de las empanadas de añeja es el sabor a carne añeja, un sabor intenso y complejo que te transportará a los rincones más profundos de la tradición nariñense.

2. Un toque picante con ají: Para los amantes de los sabores picantes, las empanadas de añeja con ají son una opción irresistible. El ají, un ingrediente típico de la región, le aporta a las empanadas un toque picante que te despertará los sentidos.

3. Un toque fresco con aguacate: Si buscas un sabor más fresco, puedes acompañar las empanadas de añeja con aguacate. El aguacate, con su textura cremosa y sabor suave, complementa a la perfección el sabor intenso de las empanadas.

4. Empanadas de añeja al horno: Si prefieres una opción más saludable, puedes preparar las empanadas de añeja al horno. Las empanadas horneadas conservan todo el sabor de las empanadas fritas, pero con menos grasa.

5. Empanadas de añeja mini: Para los más pequeños de la casa, las empanadas de añeja mini son la opción perfecta. Estas empanadas pequeñas son fáciles de comer y les encantarán a los niños.

Más que un simple manjar: Una conexión con la cultura

Disfrutar de una empanada de añeja en Nariño es más que saborear un delicioso manjar; es conectar con la cultura y las tradiciones de la región. Es apreciar el legado culinario de las generaciones pasadas que han transmitido esta receta de generación en generación.

Vive la experiencia de las empanadas de añeja en Nariño

En tu viaje a Nariño, no te pierdas la oportunidad de vivir la experiencia de las empanadas de añeja. Las encontrarás en mercados locales, restaurantes tradicionales y puestos callejeros.

Contáctanos a través de WhatsApp